Curar al galgo

Que en nuestro país muchas razas de lebreles tradicionalmente sufren de maltrato, abandono y muerte es algo sabido. Mientras varias asociaciones luchan por cambiar el panorama legal en torno al trato que reciben estos animales, al mismo tiempo intentan sacar a todos los que se puede, una minoría si nos ponemos a comparar cifras, de la calle. Pero, una vez rescatados...¿Qué implica a nivel de esfuerzo humano, de recursos y de tiempo sacarlos de la calle y que acaben estando bien en un hogar?¿Cuánto cuesta curar al galgo?
Destino
Destino
Lo que queda de una soga corredera perteneciente a una trampa puesta por un galguero en un solar evoca el destino de miles de galgos y podencos cada año en España.
Erial
Erial
Un galgo sin ningun tipo de señal de pertenecer a nadie, vagando a su suerte, no es una vista extraña, sobretodo en el sur de España. En Valdepeñas, a Noa - como se la bautizará más tarde - le han dado de comer los obreros del solar, que han avisado a las chicas del refugio a ver si pueden cogerla, más que nada por si provoca un accidente de coche en las carreteras cercanas.
Desconfianza
Desconfianza
Toñi le tira trozos de comida a Noa, cada vez más cerca, para intentar ganarse su confianza. Para Noa, los humanos en ese momento no significan nada bueno, y aunque recelosa, se acerca a comer la comida empujada por el hambre.
Renacimiento
Renacimiento
Al final Noa ha podido ser sacada de la calle con una jaula trampa. Una vez en el refugio, Toñi intenta sacarla mientras ella se resiste, atemorizada de lo que pueda esperarle. Mientras tanto, Sultán, un veterano del refugio, ladra ante la nueva llegada.
Temor
Temor
Una vez se le ha echado un vistazo por si hiciera falta ir con urgencia al veterinario, se la deja en uno de los cheniles del humilde refugio, junto con comida y agua, sola, para que pueda calmarse.
Agradecimiento
Agradecimiento
Como si supiera que su estancia en el refugio está a punto de acabarse ya que en un par de semanas, gracias a Galgos 112, marchará adoptado a Tarragona, Odín busca los mimos de Toñi, dicharachero, como en señal de agradecimiento.
Compañía
Compañía
Manuela espera en la consulta veterinaria junto con Laura y su madre, que la tienen acogida, y le dan mimos para tranquilizarla.
Preparación
Preparación
La veterinaria empieza el proceso de sedar a Manuela para poderla transportar al quirófano y que esté ya dormida para la anestesia y el preoperatorio. Hasta la entrada al quirófano, la chica que la acoge puede estar con ella.
Sueño
Sueño
Cuando despierte, Manuela, estará esterilizada, lo que acabará con la posibilidad de que la usen para parir repetidamente; además de evitar futuros problemas de salud.
Cicatrices
Cicatrices
Aunque por suerte se recogen galgos que estan sanos, más allá de la caquexia causada por la pobre alimentación, son muchos los que tienen que pasar por quirófano para algo más que la esterilización.
Rehabilitación
Rehabilitación
La pequeña Linda, una cachorra de galgo, ejercita una de sus patas en una piscina terapéutica, tras una rotura por atropello antes de ser rescatada, mientras Carmen, que la tiene en acogida, la anima a ir para adelante y Karina, de FiRVet, vigila que haga correctamente el movimiento.
Adaptación
Adaptación
Rocio sale de un vagón de metro con Irina. Muchos galgos rescatados no han visto otra cosa que un zulo sucio y oscuro, y con "suerte" una furgoneta y campo cuando les han hecho correr o cazar. Por eso parte del trabajo de las acogidas y los adoptantes es intentar - siempre sin forzarles - adaptarlos a su nueva vida, desde acciones tan básicas como subir y bajar escaleras, hasta ir en Metro.
Espera
Espera
Ya con todo el protocolo listo, Tana está lista para ser adoptada. Lo que no sabe es que dentro de pocos días emprenderá un viaje hasta Italia, donde su "familia para siempre" la espera.
Pasajeros
Pasajeros
Paloma, Leónie y Dana poco se imaginan el viaje que les espera hacia sus casas definitivas, en la región italiana de Bérgamo, dónde sus familias adoptivas les esperan.
Embarque
Embarque
Rossana y Patrizia, de la asociación italiana "Progetto Galgo", y Marta, de "Galgos 112", a punto de embarcar en Barcelona con los galgos que iban adoptados a Italia.
Mimos
Mimos
Rossana mima a la pequeña Akita, una cachorra de galgo, en una de las visitas para comprobar el estado de los cheniles, limpiarlos a éstos y a los perros, darles de comer y que se sientan acompañados durante el viaje.
Viaje
Viaje
Durante la duración del trayecto que realiza el ferry entre Barcelona y Génova, los voluntarios de Galgos 112 y Progetto Galgo se encargande que todos losperros vayan lo más cómodos posibles, coman, beban y salgan regularmente a estirar las patas en cubierta, aunque eso signifique salir a las seis de la mañana estando en alta mar.
Adopción
Adopción
Rossana entrega a Akita, el ducentésimo galgo que se ha mandado a Italia desde que empezó la colaboración con la asociación italiana "Progetto Galgo".
Esperanza
Esperanza
Big y César no saben que en un par de días ellos también emprenderían el viaje a Italia, y acompañan a Rocío y su galguita Lola soñando con una casa para ellos.
Divulgación
Divulgación
Durante una tarde se organiza una charla en la residencia de ancianos "El Caliu", en Barcelona, donde se les explica la problemática que hay con las razas de lebreles, mientras pasan la tarde acompañados e ilusionados con la visita de los peludos, que se dejan mimar por ellos.
Visibilidad
Visibilidad
Acogidas y adoptantes de Galgos 112 participaron el pasado 2015 en una multitudinaria paseada por el turístico barrio de la Ribera i el Gòtico.
Protesta
Protesta
De la misma manera que se organizan actividades para dar visibilidad como las diversas quedadas anuales de adoptantes, o se realizan educativas como visitas a colegios y a residencias de ancianos, también se sale a la calle a protestar para que se endurezcan y se hagan cumplir las leyes de protección animal vigentes para acabar con esta lacra.
Manada
Manada
Cuando se ha adoptado más de un perro, se forma siempre una jerarquía de manada, en que el adoptante ha de ser quien los lidere, quien los cuide y quien los proteja, equilibrados, lejos ya de miedos, penurias y malos tratos.
Relación
Relación
Pasados ya unos meses desde que Rocío la adoptó, Lola confía plenamente en su humana.

Me gustaría agradecer a la asociación Associació Protectora de Llebrers Galgos 112 y a sus casas de acodiga y sus adoptantes por la complicidad y la buena acogida que me han mostrado desde un primer momento; así como a mis niñas de Valdepeñas, de la Asociación de Rescate y Recuperación: Ayuda Aniamal y a la asociación italiana Progetto Galgo por hacerme sentir en casa en mis viajes.

Por último, agradecer a la Residencia geriátrica Caliu, a la Clínica veterinaria Dog Moixet, y a Fisioteràpia i rehabilitació veterinaria FiRVet y a Serveis de salut i benestar animal MasCarol el permitirme fotografiar las actividades y el día a día de recuperar a los lebreles.

Este fotorreportaje está dedicado a todos y cada uno de ellos, que se dejan la piel por mejorar la calidad de vida de las razas de lebreles que tan mal lo pasan a día de hoy en nuestro país.

FacebookTwitterCompartir